top of page

Osteoartritis y obesidad



La osteoartritis (OA) es una enfermedad reumatologica que afecta a millones de personas en el mundo y que se caracteriza clínicamente por dolor articular al movimiento, generando como resultado discapacidad progresiva y disminución en la calidad de vida. La OA está asociada con múltiples factores de riesgo, de los más importantes son la edad, el traumatismo articular, la alteración de la biomecánica y la obesidad. En relación con obesidad, se encuentra una muy fuerte relación con la alteración de articulaciones de miembros inferiores ( rodillas y tobillos) ademas existen estudios que han demostrado relación  de la obesidad con articulaciones que no soportan peso ( articulaciones de las manos, las muñecas y los hombros ) lo que sugiere que los problemas metabólicos que conlleva la obesidad tienen una relación aun mas estrecha con OA. La osteoartritis es una enfermedad degenerativa que empeora con el tiempo. El dolor y la rigidez en las articulaciones pueden ser lo suficientemente graves como para dificultar las tareas diarias. Algunas personas ya no pueden trabajar. Cuando el dolor articular es tan intenso, los médicos pueden sugerir una cirugía de reemplazo articular. SINTOMAS DE LA OA


Los síntomas de una artrosis generalmente se presentan lentamente y empeoran con el tiempo e  incluyen: Dolor. Tu articulación te puede doler mientras está en movimiento o después de realizar movimientos.

Dolor con la palpación. Puedes sentir un dolor en la articulación cuando aplicas una leve presión.

Rigidez. La rigidez articular puede ser más notable cuando te despiertas a la mañana o después de un período de inactividad.

Pérdida de flexibilidad. Es posible que no puedas mover tu articulación en toda su amplitud de movimiento.

Sensación chirriante. Puedes oír o sentir una sensación chirriante cuando usas la articulación.

Osteofitos. Estos trocitos de hueso extra, que se sienten como bultos duros, se pueden formar alrededor de la articulación afectada.Consulta con tu medico si ... Si tienes dolor o rigidez articular que no cede y que impide hacer tus actividades cotidianas. Solicita aquí una consulta para valoración de dolor articular Solicita aquí una consulta para reducción de peso  Relación de la obesidad como factor de riesgo 



Llevar peso corporal adicional contribuye a la artrosis de muchas maneras, y mientras más sobrepeso, más riesgo tienes.  Un mayor peso significa mayor tensión sobre las articulaciones que sostienen el peso, como las caderas y rodillas. Asimismo, eltejido graso produce proteínas que pueden provocar inflamaciones dolorosas en las articulaciones y alrededor de ellas. Otros Factores de riesgo : Edad avanzadaSexo ( mujeres)Lesión previa en las articulaciones Genetica

Diagnóstico

Es de gran importancia la historia clínica en el cual se te preguntaran datos sobre tu padecimiento y a partir de un interrogatorio guiado se complementa con  la exploración física, en donde se examinara detenidamente la articulación afectada, se comprobará si hay dolor con la palpación, hinchazón o enrojecimiento, y probará la amplitud de movimiento de la articulación. Es posible requerir estudio de imágenes y análisis de laboratorio.


Estudio de imagen 

Radiografías.El cartílago no se puede ver en las radiografías, pero se identifica la pérdida del cartílago mediante el estrechamiento del espacio entre los huesos de la articulación. En una radiografía también se pueden ver osteofitos alrededor de una articulación. Algunas personas pueden obtener evidencia de osteoartritis mediante radiografía antes de presentar síntomas.Resonancia magnética (RM). Generalmente no se necesita una resonancia magnética para diagnosticar osteoartritis, pero podría ayudar a proporcionar más información en casos complejos.


Estudios de laboratorios

Analizar tu sangre o el líquido articular puede ayudar a confirmar el diagnóstico.Análisis de sangre. No existe un análisis de sangre para la artrosis, pero ciertas pruebas pueden ayudar a descartar otras causas para el dolor de las articulaciones, como la artritis reumatoide.Análisis del líquido articular. Es posible usar una aguja para extraer el líquido de la articulación afectada. Examinar y analizar el líquido de la articulación puede determinar si hay inflamación y si el dolor es causado por gota o por una infección.


TRATAMIENTO Generalmente, los síntomas se pueden tratar de forma eficaz mediante cambios en el estilo de vida, fisioterapia y otros tipos de terapia, así como medicamentos y cirugía. En general, hacer ejercicio y tener un peso saludable son las formas más importantes de tratar la osteoartritis.

Es importante no automedicarte ya que podrías generar otro problema que antes no existía, antes de tomar cualquier tratamiento es recomendable primero acudir con grupo LH .

Si sospechas que pudieses tener OA no dudes en acudir con grupo LH lo antes posible. Como ya lo sabes la OA se relaciona con obesidad el cual es un factor de riesgo modificable.  

Estilo de vida y remedios caseros

Los cambios en el estilo de vida pueden marcar una diferencia considerable en los síntomas de la artrosis. A continuación encontrarás algunas medidas que puedes probar:Haz ejercicio. El ejercicio puede aumentar la resistencia y la fuerza de los músculos que rodean la articulación, lo que mejora la estabilidad de esta. Intenta comenzar con ejercicios que no tengan alto impacto en articulaciones como : YOGA, NADAR, BICICLETA ESTÁTICA. Siempre con supervisor y recomendación de un profesional  .Baja de peso. La obesidad o, incluso, un poco de sobrepeso aumenta la tensión en las articulaciones que sostienen el peso, por ejemplo, en las rodillas y caderas. Incluso bajar unos pocos kilos puede aliviar un poco la presión y reducir el dolor.Utiliza calor y frío para tratar el dolor. Tanto el calor como el frío pueden aliviar el dolor de las articulaciones. Además, el calor alivia la rigidez, y el frío puede aliviar los espasmos musculares y el dolor.Vendaje de rodilla. La cinta adhesiva elástica ayuda a aliviar el dolor de la artrosis de rodilla.


CONCLUSIONES Los cambios en el estilo de vida y ciertos tratamientos son clave para tratar los dolores y discapacidades y una parte fundamental es tu  perspectiva sobre el padecimiento. 

La OA es una enfermedad que pudiese provocar discapacidad para afrontar a las actividades de la vida cotidiana por lo cual el apoyo integral y familiar es fundamental.

La relación entre la osteoartritis, obesidad e inflamación está bien establecida. El tejido adiposo que es evidente en la obesidad funciona como un organo activo que libera una gran cantidad de de sustancias las cuales juegan un papel importante como mediadores inmunológicos e inflamatorios en esta enfermedad reumatológica. 

La obesidad es un factor cardinal para la incidencia y progresión de la OA. Además, es el único factor de riesgo potencialmente modificable.

¿Que te ha parecido? Déjame tu opinión en comentarios y si sabes que alguien necesita de esta información no dudes en compartirsela. Muchas gracias por estar aquí, en tu espacio LH el proyecto donde el mejor proyecto donde puedes trabajar, ERES TU.

Recibe un abrazo de mi parte y recuerda darte la oportunidad de poder diseñarte.

38 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page